Una mattina

Photo : KaDDD

Llueve fuera y yo miro por la ventana
La gente que se regaña
El mal humor invadió la ciudad
Ya nadie busca la felicidad
Escucho gritos. ¿Puede ser?
Salgo a la calle para ver
Veo armas, lágrimas, desesperación
Ojalá fuera solo mi imaginación
Un niño murmura un llanto
Los árboles se llenan de blanco
Los pájaros bailan
Y las flores no se callan
A los humanos, se les cae el disfraz
Todos unidos, piden paz.

Filipa Moreira da Cruz