El azul del mar

Photo : Paul Laurent Bressin

Todos los días son domingos
Lentos y perezosos
De esos en que hasta hacer nada
nos cuesta trabajo
Los enfados empiezan sin razón
Y terminan con un fuerte abrazo
Sin miedo, miramos hacia adelante
El horizonte es el único testigo
De nuestros sueños más íntimos
El tiempo no corre, vuela
Y la vida es un breve suspiro
¿A qué estamos esperando?
¡Salgamos a disfrutar del azul del mar!

Filipa Moreira da Cruz



Cuento de hadas

Ay si estas paredes pudieran hablar
Tantas historias tendrían para contar
Guerras y conspiraciones
Juegos prohibidos e ilusiones
Entre los balcones y las torres
Los espías atormentan los amores
Reyes, caballeros, obispos y princesas
Hadas, duendes y otras sorpresas
Tiempos que viven en cada memoria
Y hacen parte de nuestra Historia.

Filipa Moreira da Cruz

Photos : Filipa Moreira da Cruz

Flores y frutos

Flores y frutos
Sabrosos y coloridos
Tierra mágica
Llena de secretos
Y nosotros sin tiempo
Para disfrutar de lo que la naturaleza nos regala.

Filipa Moreira da Cruz

Photos : Filipa Moreira da Cruz

¡Vacaciones!

Me encantan los sorpresas y aún mas cuando soy yo la que me encargo de hacerlas.
Guardé el secreto hasta ayer.
Mi marido se quedó asombrado y los niños todavía no se lo creen.
Ya estaban seguros que no tendrían vacaciones este año.
Por la primera vez no podemos ir a ver a la familia.
Pero tendremos una semana de aventuras a quatro.
Entre castillos y viñedos.
¡Hasta pronto!

Filipa Moreira da Cruz

Photos : Filipa Moreira da Cruz

No te vayas

Photo : Paul Laurent Bressin

¡Quedate!
Hasta la puesta del sol
¡Quedate!
Hasta que no termine la música
¡Quedate!
Hasta el último baile
¡Quedate!
Hasta que salga la luna
¡Quedate!
Hasta que las estrellas brillen en el cielo
¡Quedate!
Hasta que sigamos despiertos
¡Quedate!
Hasta que viva la esperanza
¡Quedate!
Hasta que las olas del mar acaricien la arena
¡Quedate!
Hasta que seamos muy viejos
¡Quedate!
Hoy, mañana, siempre.


Filipa Moreira da Cruz

El azul del mar

Photo : Paul Laurent Bressin

Todos los días son domingos
Lentos y perezosos
De esos en que hasta hacer nada
nos cuesta trabajo
Los enfados empiezan sin razón
Y terminan con un fuerte abrazo
Sin miedo, miramos hacia adelante
El horizonte es el único testigo
De nuestros sueños más íntimos
El tiempo no corre, vuela
Y la vida es un breve suspiro
¿A qué estamos esperando?
¡Salgamos a disfrutar del azul del mar!

Filipa Moreira da Cruz